Baileys Treat Bar y la Ruta del Capricho

Cliente: Baileys

Trabajos en Eventos y Producción, Prensa & PR

El Reto

Tras el éxito sin precedentes alcanzado con la Ruta Baileys del Chocolate con Churros, la marca volvía a confiar en La Más Chula para uno de sus proyectos más importantes. Baileys lanzaba en España exclusivamente para este verano su variedad Baileys Strawberries & Cream, pero quería además comunicar todo su portfolio como Almande, además de sus posibilidades gastronómicas.

El Trabajo

Propusimos un plan tan cosmopolita y urbano como la marca: la Ruta del Capricho, una alianza con seis de los locales más dulces y rompedores de los barrios madrileños de Chueca y Malasaña. Cada uno de ellos diseñó e incluyó en su carta una receta exclusiva basada en Baileys Strawberries & Cream, porque si hay una marca de bebida capaz de llevar la repostería a otro nivel es Baileys.

Además creamos Baileys Treat Bar. La pop up del verano para vivir la experiencia Baileys. Para ello inauguramos y creamos de cero una terraza Baileys en la azotea del Bastardo Hotel recreando distintos ambientes para los diferentes productos y universos Baileys y una carta de cócteles, postres, batidos, cafés y helados para darse el mejor de los caprichos. Además creamos talleres y actividades consiguiendo llenar la terraza todos sus días y convertirla en el lugar “más instagrameable” de Madrid.

La Solución

Durante el mes de junio los locales más rompedores de la ciudad crearon su mejor versión de Baileys. La Pecera(Velarde, 2), la primera heladería taiyaki de Madrid; N2 Lab(Gravina, 5), que elabora unos helados muy diferentes, hechos a base de nitrógeno líquido; Mamá Framboise(Fernando VI, 23), la ya mítica pastelería de inspiración francesa; 1862 Dry Bar(Pez, 27), el local art decó que evoca los años dorados de la coctelería; y Limbo, el asador ubicado en Bastardo Hostel (San Mateo, 3). Se añadió a la ruta el restaurante Avocado Love(Marqués de Santa Ana, 34), una alternativa vegana basada, en este caso, en Baileys Almande. La idea se visibilizaba con una acción de escaparatismo y table tents en los escaparates y el interior de cada local, a la vista de la gran afluencia que transita en estas calles.

Baileys Treat Bar albergó una programación de sesiones de DJ y talleres temáticos de repostería, con el chef Alejandro Montes (fundador de Mamá Framboise); coctelería, con Alberto Martínez (bartender de 1862 Dry Bar); o fotografía hecha con el móvil, de la mano de la fotógrafa Erea Azurmendi.  El Baileys Treat Bar tuvo, además, su propia tote bag, diseño de la ilustradora Sara Herranz. Por su parte, el ilustrador Sanz I Vila participó en el proyecto diseñando un photocall muy veraniego. El interiorismo y diseño de la terraza llevado a cabo por La Más Chula fue realmente espectacular y gozó de un enorme éxito. Para inaugurar y comunicar la acción organizamos un press day en Baileys Treat Bar con 120 periodistas.

RESULTADOS

Mediático

Más de 60 medios publicaron la información, entre ellos dos televisiones, cuatro radios y diez publicaciones impresas. Obtuvimos más de un millón de visitas en estos medios y superamos los 400.000 euros de retorno de inversión.

Instagram

Con el hashtag #medoyuncapricho y el apoyo de cinco influencers, llegamos a reach de 300.000 personas en Instagram.

l

Producto

Se vendieron más de 1.500 postres en esas tres semanas entre todos los locales, y a la vista de la buena acogida, tres de ellos incorporaron las recetas en sus menús- Más 2.000 mil personas vinieron a pasar al Baileys Treat Bar las tardes de junio, y se consumieron más de 3.000 postres y cócteles.

 

 

¿Dónde estamos?

Calle Flora 2, Madrid (España).

 

 

Teléfono

(+34) 913 64 46 88

 

 

E-Mail

hola@lamaschula.es